ENEATIPO 1

El reformador.

ENEATIPO 1: EL REFORMADOR

Carácter: iracundo

Transtorno obsesivo de la personalidad: perfeccionismo.

Idealista de sólidos principios. Las personas tipo 1 son éticas y concienzudas, tienen un fuerte sentido del bien y del mal. Se esfuerzan siempre por mejorar las cosas, pero temen cometer errores. Bien organizados, ordenados y meticulosos, intentan mantener valores elevados, pero pueden resultar críticos y perfeccionistas. Se fijan un ideal de perfección imposible de alcanzar y sin tener en cuenta sus necesidades humanas.

Son sumisos a sus ideales. Los persiguen y castigan a quien no se amolda a ellos. También se castigan a sí mismos por no poder conseguirlos. Normalmente tienen problemas de rabia y de impaciencia. Reprimen mucho sus emociones e impulsos internos de autocontrol, pero nunca consiguen reprimirlos tanto como quisieran.

Preocupación por el orden, limpieza, organización de tareas. Controlar el comportamiento de los demás: se ha de ajustar a sus deseos y formas de ver la vida. No tiene flexibilidad. Rígido y terco. Se preocupa demasiado por los detalles, las reglas. Le resulta difícil terminar los proyectos para que su excesiva auto-demanda nunca está satisfecha.

Se ocupa en exceso del trabajo y de la productividad en detrimento de su tiempo de ocio y del cultivo de las amistades. Excesivamente concienzudo, inflexible en materia de ética, moral o valores. Más allá de lo que se puede atribuir a la cultura y la moral imperantes. Le cuesta delegar trabajo o tareas. Da valor excesivo al dinero. Le resulta difícil deshacerse de los objetos que no tienen un valor práctico o sentimental.

En su programa inconsciente exige la perfección de sí mismo, de los demás y del mundo que le rodea. Todo ello según sus propios cánones de perfección. Como no es capaz de conseguir su perfección, se desencadena una frustración que deriva en ira, en enojo hacia él mismo, con los demás y el mundo entero.

Es muy crítico consigo mismo, con los demás y con el mundo que le rodea. Tiende a ver que los otros lo están criticando y la están juzgando con la misma dureza con la que él lo hace de sí mismo.

Pasión dominante y error de perspectiva

  • Ira.
  • Carácter perfeccionista.
  • Va de bueno por la vida.
  • Programa insonsciente: no se vale nada ni se merece el amor a menos que sea perfecto.
  • Poder amar sólo lo perfecto es una forma de no poder amar.
  • Entusiasmo por las reglas y por los nobles propósitos. Se siente superior e infravalora a sus semejantes.
  • Personas preocupadas por no alcanzar la perfección.

Com vive el amor

  • Amor inferiorizante.
  • El uno se pone ante el otro de dador, de generoso; y en virtud de ello se siente con los correspondientes derechos.
  • Su agresividad se metamorfosea en exigencia y superioridad; en dominio o control sobre el otro. Aquí se disfraza ante sí mismo de algo justificado.
  • Transforma el “Yo quiero” por el “Tú debes”, en función de su presunta perfección y bondad que le hace merecedor del amor.
  • La interiorización del otro se hace a través de la crítica explícita o menos explícita de un no darse por satisfecho ante manifestaciones del otro que no alcanzan el ideal de excelencia perfeccionista.
  • Es un amor que se ciñe al deber. Pobre en ternura. El otro se ve envuelto en un campo represor invisible.

EJEMPLOS DE ENEATIPO 1: PERSONAJES REALES Y DE FICCIÓN

CLINT EASTWOOD

“Es increíble comprobar lo tremendamente estúpida que puede ser la humanidad”.

WINSTON CHURCHILL

“Mejorar es cambiar; ser perfecto es cambiar a menudo”.

MERCEDES MILÁ

“Sólo los necios se encuentran satisfechos y confiados con la calidad de su trabajo”.

MARY POPPINS

“Las personas prácticamente perfectas no permiten confundir sentimientos en sus pensamientos”.

MAESTRO YODA

“Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”.

ELROND

“El tiempo pasa para todos, incluso para aquellos que no lo miden”.

Contacta con nosotros

Centenares de alumnos han mejorado su vida
conociendo su mapa mental a través del Eneagrama.