ENEATIPO 2

El Ayudador.

ENEATIPO 2: EL AYUDADOR

Carácter: orgulloso

Preocupado y orientado a los demás. Las personas tipo 2 son comprensivos, sinceros y bondadosos; son amistosos, generosos y abnegados, pero también pueden ser sentimentales, aduladores y obsequiosos. Desean intimar con los demás y suelen hacer cosas por ellos para sentirse necesidades. Les gusta tener gente que dependa de ellos.

No suelen conocerse a sí mismos y pueden usar la negación como mecanismo de defensa. Por norma general tienen problemas para cuidar de sí mismos y reconocer sus propias necesidades. Se ven con el privilegio que los demás les den todo, debido a los grandes esfuerzos que hacen hacia ellos, ya que no saben pedir, no suelen saber satisfacer sus propias necesidades (porque no las conocen).

Trastorno histriónico. Alta emocionalidad. Quieren llamar la atención. Expresión emocional superficial, no sentida. Él es un ayudante compulsivo. Ayuda desde una posición aparente de superioridad. Con su aparente superioridad, esconde un sentimiento de inferioridad de la que no es consciente. Es un Salvador.

No siendo ni experimenta, cuando ayuda a los demás o está haciendo algo para ellos. Finge independencia. Reprime sus necesidades. Le cuesta mucho pedir ayuda o reconocer su necesidad ante alguien. Desea sentirse libre; independiente de las demandas que los otros le imponen y de la dependencia que los demás tienen de él: pero al mismo tiempo es él mismo el que fomenta esta dependencia, pues su estilo de ayudar crea dependencia. Si alguien lo rechaza, se siente vacío.

Su necesidad compulsiva de “hacer el bien” es su manera errónea de asegurar su ser y su existencia. Loa y halaga los demás como medio para ser amado y aceptado. El colmo de su impulsividad es que es capaz de desgastarse en disponibilidad y servicio a los demás, independientemente de sus necesidades de descanso. Está constantemente sin tiempo para sí mismo y agotado de tanto dar.

Pasión dominante y error de perspectiva

  • Orgullo.
  • Sed de atención y distinción.
  • Falta de autocrítica que le lleva a sentirse superior, estupendo, digno de deferencias, importante.
  • Busca ser querido a través de la falsificación de la realidad.
  • Sentimiento de superioridad. No siempre se expresa como arrogancia. Se siente “gran persona”, capaz de dar a los demás y merecedora de recibir lo mejor de ellas.
    Quiere al otro de modo compulsivo para sentirse capaz de amar.

Cómo vive el amor

  • Amor pasión.
  • El orgulloso parece no tener problemas en ser amoroso, lo cual no significa que no tenga problemas en el amor.
  • Las necesidades neuróticas no se sacian en el mundo real porque su naturaleza pasional es la de un pozo sin fondo.
  • El orgulloso espera un lecho de rosas y las críticas, la impaciencia, el enojo y otras reacciones naturales ante sus propios defectos son fuertes heridas a su sensibilidad y a su imagen: idealizada, maravillosa, siempre deleitable e incomparable.
  • El amor necesidad se ve efectivamente encubierto por el amor dar. El autoengaño es lo suficientemente perfecto para que el individuo se llene con su propio dar. Es una generosidad egocéntrica.
  • El hacer pasar su necesidad por abundancia de corazón desinteresada es el primer escollo en su progreso espiritual y terapéutico.
  • Es un amor que necesita ser necesitado.

EJEMPLOS DE ENEATIPO 2: PERSONAJES REALES Y DE FICCIÓN

MARILYN MONROE

“Las desilusiones te hacen abrir los ojos y cerrar el corazón”.

DAVID BUSTAMANTE

“Yo era anti-todo en las redes sociales, porque no entendía nada, pero ahora que he visto que es tan fácil llegar a la gente…”.

SHAKIRA

“Es bueno sentirse acompañada, apoyada y, sobretodo, rodeada de gente sincera. Es así como mantengo los pies en el suelo”.

WENDY

“¡Nunca es demasiado tiempo!”.

LUKE SKYWALKER

“No voy a deshacerme de este androide. Hemos pasado mucho tiempo juntos. ¿Estás bien, R2?”.

GALADRIEL

“Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro”.

Contacta con nosotros

Centenares de alumnos han mejorado su vida
conociendo su mapa mental a través del Eneagrama.