ENEATIPO 3

El triunfador.

ENEATIPO 3: EL TRIUNFADOR

Carácter: vanidoso

Adaptable y orientado al éxito. Las personas tipo 3 son seguras de ellas mismas, atractivas y encantadoras. Ambiciosas, competentes y enérgicas, también pueden ser muy conscientes de su posición y estar muy motivadas para el progreso personal. Normalmente tienen problemas de adicción al trabajo y de competitividad.

Suelen preocuparse por su imagen y por lo que los demás piensan de ellas. Cuando están sanos, dejan de alimentar su imagen y comienzan a enfocarse en el ser, y es cuando curiosamente la gente les aprecia más. Cuando están mal, esta autoestima la intentan conseguir a base de rebajar el otro: por superarlo, en lugar de tratar de mejorar ellos mismos, podrían intentar hundir a los demás. Dan prioridad a las metas antes de que los sentimientos.

En su estado sano, pueden ser muy motivadores e inspiradores. Personalidad muy plástica. Se adapta a lo que está de moda en el “mercado de la personalidad”. Exagera la actividad, la eficiencia. Tolera mal la ineficacia de alrededor. Debe dar la imagen de una persona fuerte, atlética, vigorosa, de aspecto juvenil. Se cree con habilidades organizativas naturales.

Es como un actor que interpreta su papel. Cuando finaliza la representación, es como si no existiera. Es una personalidad no natural, vacía. Absorbe lo que él considera “modelo de éxito”. Es una mezcla de carácter histérico e histriónico de la personalidad. Erich Fromm le llama “orientación mercantil” de la personalidad en el modo de actuar, de vestir, etc.

Passión dominante y error de perspectiva

  • Vanidad.
  • Deseo de brillar en sociedad.
  • Búsqueda del cariño a través del éxito social.
  • En su programa inconsciente “sólo merece cariño el que tiene éxito”. Orientación según los valores ajenos imperantes.
  • Confusión en relación con los criterios de valor.
  • Confusión entre la imagen que ofrece al mundo y su propia realidad.

Cómo vive el amor

  • Amor narcisista.
  • El competitivo afán de eficacia asfixia la capacidad amorosa y hace irrelevante la ajena.
  • Trabajar para la propia imagen distrae de trabajar para sí en tanto constituye una anteposición a lo natural y espontáneo; entraña una buen capacidad de control sobre los propios actos. Más un excesivo autodominio supone un obstáculo a la capacidad amorosa.
  • El amor se siente como algo secundario en relación con el trabajo, con el éxito. Domina el rol amoroso.
  • El amor al “tú” está sumergido en la propia imagen. Está cimentado en la necesidad de que el otro lo valore. La necesidad del otro es lo primario y la generosidad una estrategia seductora.
  • Se encubre la forma en que uno se sirve del otro.
  • Es una persona mundana, superficial, que busca que le admiren para sentirse bien.

EJEMPLOS DE ENEATIPO 3: PERSONAJES REALES Y DE FICCIÓN

TOM CRUISE

“Siempre busco un reto, algo diferente”.

SHARON STONE

“Las mujeres podemos fingir un orgasmo, pero los hombres pueden fingir una relación entera”.

IKER JIMÉNEZ

“Pues allí que me fui, con una grabadora que compré con todos mis ahorros. Y hasta hoy”.

DORIAN GRAY

“Cuando la pobreza llama a la puerta, el amor se va por la ventana”.

LÉGOLAS

“Llegas tarde. Tienes un aspecto horrible”.

DR. KING SCHULTZ

“Ahora, si hacéis el favor de mantener vuestros alaridos al mínimo, podré acabar de interrogar al pobre Django”.

Contacta con nosotros

Centenares de alumnos han mejorado su vida
conociendo su mapa mental a través del Eneagrama.